Expresión corporal y danza

La imaginación, el placer por el juego, la improvisación, la espontaneidad y la creatividad.

Se dice que en el ser humano, el cuerpo es el instrumento de expresión y comunicación por excelencia. Utiliza como recursos expresivos al gesto y al movimiento.

  • El gesto es necesario para la expresión y la comunicación,
  • y el movimiento es la base que permite a la persona desarrollar sus capacidades intelectuales, su bienestar físico y emocional.

La Expresión Corporal busca el desarrollo de la imaginación, el placer por el juego, la improvisación, la espontaneidad y la creatividad. Además, enseña a encontrar modalidades de comunicación más profundas e íntegras, lo que repercute en el encuentro con los demás.

Desde la danza, se despiertan vivencias integradoras para el desarrollo evolutivo de la persona y una conexión más profunda con su esencia.

Cuando bailamos, nuestro cuerpo está tan compenetrado con lo que estamos haciendo, que podemos conectar con nuestros sentimientos, con nuestros instintos. Incluso podemos recuperar sensaciones agradables que se habían perdido en el tiempo, robándonos una sonrisa. 

Es una acción natural del ser humano, conectar consigo mismo y con la naturaleza que hemos ido perdiendo a medida que nos hacemos adultos, y que podemos recuperar cuando queramos.

Usamos el cuerpo para actuar en el presente. Vivir en el cuerpo es estar presente en él. Se trata de sentir las sensaciones que hay en cada una de las partes que lo componen.

Por ejemplo, se trata de saber cómo están tus piernas y tus pies. Reconocer si están cansados antes de que duelan, si te sostienen con seguridad, si son flexibles o rígidos. También se trata de reconocer, cuando estás en tu rutina, cómo reacciona tu cuerpo.

La mayoría de las personas viven atrapadas en sus pensamientos y no son conscientes de ello. No se han acostumbrado a sentir el sol en su piel, el peso de la comida en el estómago, el sostén que ofrecen los pies o la tensión en su espalda tras muchas horas en la misma postura. Sin embargo, cuando estás en contacto constante con tus sensaciones corporales, te resulta mucho más fácil vivir en el presente.

El cuerpo nos sirve para relacionarnos con el mundo. Mediante él, podemos percibir lo que nos rodea a través de los sentidos, movernos y sentir nuestras emociones.

Por estas razones, proponemos este taller de expresión corporal vivencial usando el movimiento para fortalecer y reivindicar  la toma de conciencia mediante estiramientos, trabajo del ritmo, trabajo de contacto y otras dinámicas prácticas y divertidas para trabajar el interior y exterior dominando el espacio con el cuerpo.

Conecta con tu movimiento

Cuando bailamos, nuestro cuerpo está tan compenetrado con lo que estamos haciendo, que podemos conectar con nuestros sentimientos, con nuestros instintos. Incluso podemos recuperar sensaciones agradables que se habían perdido en el tiempo, robándonos una sonrisa. Es una acción natural del ser humano, conectar consigo mismo y con la naturaleza. Que hemos ido perdiendo a medida que nos hacemos adultos. Y que podemos recuperar cuando queramos.

Usamos el cuerpo para actuar en el presente. Vivir en el cuerpo es estar presente en él. Se trata de sentir las sensaciones que hay en cada una de las partes que lo componen.

Por ejemplo, se trata de saber cómo están tus piernas y tus pies. Reconocer si están cansados antes de que duelan, si te sostienen con seguridad, si son flexibles o rígidos. También se trata de reconocer, cuando estás en tu rutina, cómo reacciona tu cuerpo.

La mayoría de las personas viven atrapadas en sus pensamientos y no son conscientes de ello. No se han acostumbrado a sentir el sol en su piel, el peso de la comida en el estómago, el sostén que ofrecen los pies o la tensión en su espalda tras muchas horas en la misma postura. Sin embargo, cuando estás en contacto constante con tus sensaciones corporales, te resulta mucho más fácil vivir en el presente.

El cuerpo nos sirve para relacionarnos con el mundo. Mediante él, podemos percibir lo que nos rodea a través de los sentidos, movernos y sentir nuestras emociones.

Por estas razones, proponemos este taller de expresión corporal vivencial mediante estiramientos, trabajo del ritmo, trabajo de contacto y otras dinámicas prácticas y divertidas para trabajar el interior y exterior dominando el espacio con el cuerpo.

 

Imparten

flamenco-contemporáneo Sara Aroca  2- el patio de mi casa

Sara Aroca

Bellas Artes y Danza

meditación-mindfulness el patiodemicasa.org 2018

Bea Aroca

Psicóloga- Género- Discapacidad- Yoga- Terapias artísticas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies